viernes, 16 de septiembre de 2011

BERLINESAS - KRAPFEN

Receta de Doña Petrona C. de Gandulfo


La foto pertenece a lacocinadeile

INGREDIENTES:

levadura de cereza fresca 30 g
leche tibia 7 cucharadas
huevos 3
azúcar molida 1 cucharada
sal una pizca
ralladura de un limón 
harina 500 g y extra para la placa
manteca banda 150 g

Ponga la levadura en un bol amplio y disuélvalo con la leche tibia.

Bata con batidor mientras agrega un huevo, el azúcar, la sal, la ralladurade limón y 3 cucharadas de harina.

Siga batiendo hasta que todos los ingredientes se integren bien,

Agréguele una porción de la manteca blanda y bata hasta incorporarla toda.
Agréguele otro poco de harina y bata.

Añada luego otro huevo y bata hasta que todo vuelva a unirse en una preparación lisita.

Siga agregando, en forma alternada, el resto de manteca, harina y huevo, hasta lograr una masa lisa que se desprenda del bol.

Tomar un trocito de masa y, sobre la palma de una mano, aplástela dándole forma de tortillita.

Coloque en el centro de la masa un cubito de dulce de membrillo.

Encierre el dulce con la masa y moldéela como una bolita.

A  medida que las moldee, vaya colocándolas sobre placas enharinadas.

Tápelas con un polietileno y déjelas leudar, en sitio templado, hasta que duplique el volumen y es´ten bien hinchaditas (una hora por lo menos).

Vierta abundante aceite en una cacerola y caliéntelo a fuego regular.

Una vez leudadas las berlinesas, fríalas por tandas.
En cuanto se doren, baje el fuego para que terminen de cocinarse por entro (2 minutos más).

Una vez doradas y cocidas, escúrralas con una espumadera y colóquelas sobre papel absorbente.

Ponga el azúcar molida en un plato y reboce las berlinesas en caliente.

Déjelas enfriar y sírvalas con el mate, té o café.
¡deliciosas!

SECRETOS

Cuando bata las masas con levadura, trate de airearlas bien. Esto favorecerá el leudado posterior.

Cada vez que incorpore un huevo a la masa, ésta parecerá cortarse.
pero con el batido sguiente volverá a ponerse lisa y cremosa.

En lugar de cortar el dulce de membrillo en cubitos, puede deshacerlo sobre el fuego con un poco de azúcar y un toque de vino tinto.

La cocción de los krapfen o Berlinesas debe hacerse  a fuego moderado, pues la masa de levadura, al freíse, se dora muy rápido y el interior puede quedar crudo.

Si lo prefiere puede obviar el relleno de dulce de membrillo.
De todas maneras son exquisitas.