jueves, 15 de septiembre de 2011

COCADAS - receta de Doña Petrona C. de Gandulfo

Me prestaron unos fascículos de Doña Petrona, así que de a poco voy subiendo las recetas más conocidas de ella.

INGREDIENTES

azúcar 400 g
agua 1 taza
claras 4
esencia de vainilla una cucharadita
coco rallado seco 200 g

VARIOS

manteca o mantequilla y harina 

Ponga el azúcar en una olla y súmele el agua.
Lévela al fuego.

Revuelva con cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva.
Una vez disuelta, no revuelva más.

Deje hervir el almíbar hasta que alcance el punto de bolita blanda, aproximadamente 11 minutos.

Para reconocer el punto, retire la cacerola del fuego y eche un poquito del almíbar en una taza con agua fría. Si, al enfriarse, el almíbar toma consistencia como para ser moldeado en forma de una bolita....¡Listo! De lo contrario, cocínelo un poquito más y repita la prueba.

Mientras tanto, bata las claras a punto nieve, bien firme.
Agregue el almíbar en forma de hijo, mientras bate vigorosamente.

Añada al merengue la esencia de vainilla.

Unale de a poco el coco rallado, mezclando con una espátula y con movimientos envolventes.

ENMANTEQUE Y ENHARINE una placa apta para el horno. 
Sacuda el exceso de harina.

Levante la mezcla de a cucharadas y vaya distribuyyendólas en forma de copos sobre la placa

Cocine las cocadas en horno suave unos 50 minutos si son grandes, o 25 a 30 minutos si son más chicas.

Despréndalas de la placa usando una espátula.

Coloquelas sobre una superficie planas y déjelas enfriar bien,.

SECRETOS

Cerciónese de que el coco rallado que le vandan sea de óptima calidad.
Si estuviera rancio malograría el resultado.

Un poquito de ralladura de limón (sólo la parte amarilla) refuerza el sabor del coco.

Las cocadas llevan un buen tiempo de cocción, a fuego bajo, para que el merengue pueda secarse.

En cambio, los coquitos se cocinan rápido para que queden húmedos por dentro.

Una vez listos los coquitos puede pincelarlos con mermelada reducita para abrillantarlos.

A SU MANERA:

Para pintar con mermelada, Doña Petrona ponía en una cacerolita una cucharada de mermelada, una de azúcar y una de agua.
Mezclaba y la dejaba hervir.
Para abrillantar, se usa caliente o tibia.