lunes, 9 de julio de 2012

Bocaditos de masa philo con nueces - deditos - cigs


Como saben a mi las cosas dulces no me gustan, hago muy pocas cosas, pero estas cositas me vuelven loca, me encantan, soy muy fanática las nueces y de las frutas secas, estas las comí así a base de nueces pero leyendo en internet páginas específicas sobre Cocina Armenia en otros idiomas dicen que se hacen con pistachios, cosa que voy a hacer!

El día que comí esto también comí finikia que voy a hacer prontito.

INGREDIENTES:

masa philo o filo o fila
almíbar frío (ver receta, clickear aquí)

manteca clarificada (ver receta clickeando aquí)

150 g de nueces
1 cucharada de azúcar
1 cucharadita de canela molida


















Compré unas lindas nueces mariposas, y las pico lo más chiquito posible, con un cuchillo.
No la pasé por la minipimer o mixer porque dicen que larga mucho aceite.


















Lo paso a un bol, le agrego la canela molida y el azúcar blanca y mezclo bien los ingredientes.































Compré en el super la masa fila, la saco de la caja y la estiro, corto con ayuda de una tijera tiras de 5 cm. de una tira se pueden hacer 2 deditos.
Después guardo la masa que no uso porque se seca muy rápido al estar al exterior.


















Estiro y acomodo sobre la tabla la tira de masa philo o fila.



















La pincelo con manteca clarificada y coloco en un extremo una porción de la mezcla de nueces con canela y azúcar. y empiezo a enrollar.


















Es como si armara un cigarrillo.
Lo voy enrollando hasta que alcanza el grosor de 1 1/2 cm.
Corto con un cuchillo filo lo que me sobra y vuelvo a armar otro.


















Los voy acomodando en una fuente previamente enmantecada con manteca clarificada uno al lado del otro.
Lo llevo al horno precalentado a temperatua media (210°C) hasta que estén doraditos.


















Los dejo enfriar sobre un plato y al momento de servirlos los baño con el almíbar frío.


















Como me sobró masa filo, relleno y almíbar frío voy a volver a hacerlos este fin de semana.
Mi marido se comió 7 y a mi solo me dejó 3 para comer.
Una delicia, tal cual como los comí.