lunes, 27 de agosto de 2012

Levadura seca de cerveza



Este es un método que se hacía antes para tener siempre levadura de cerveza en casa y usarla en el momento que uno lo necesitaba.
Además de mantenerse en buenas condiciones, de un cuadradito de 50 gramos de levadura fresca se sacan 12-15 bollitos que equivale a 50 g de levadura cada una.
Antes cuando comprabamos la levadura de cerveza teníamos que ir a comprar a la panadería y no todos los panaderos te vendían, ahora la encontramos y podemos comprarla en los almacenes y supermercados tanto fresca como seca en sobrecitos.

Como me picaba la curiosidad decidí hacerla y probar el resultado.

INGREDIENTES:

levadura de cerveza fresca o prensada 50 g
4 cucharadas de harina
agua 150-200 cc
1 cucharada de azúcar
harina de maíz o polenta común cantidad necesaria

Acá está la levadura de cerveza que compré.

En un bol coloco 4 cucharadas de harina y desgrano la levadura de cerveza.

Le agrego el azúcar.

Voy agregando agua y voy batiendo hasta que todo esté bien disuelto.
EL AGUA DEBE ESTAR A TEMPERATURA AMBIENTE.

Una vez todo integrado y queda una pasta medio chirle, lo dejo reposar tapado en un lugar cálido para que espume.
Pasada una hora, destapo y veo que ha crecido de volumen y se ha esponjado.


Agrego de a poco harina de maíz o polenta, usé la polenta de cocción lenta la que lleva 20 minutos el tiempo de cocción.
Y voy formando una masa compacta.


Voy mezclando bien integrando bien los ingredientes.

Tiene que formarse una masa que no se pegue en las manos pero que se pueda moldear bien.

Voy formando bollitos del tamaño que entran en mi mano, los aplasto un poco y los voy colocando sobre un trapo o repasador limpio para que se sequen.
Como mi mano es pequeña, usé la mano de Juan para formar los bollitos, el bollito es una cucharada de las de sopa.

Una vez armados, los tapo con el paño o repasador limpio y dejo que se sequen.
Una vez secos arriba, los doy vuelta.

Cuando veo que están secos, bie secos, los guardo en una bolsa de tela en un lugar oscuro y fresco hasta el momento de usarlo.

Ahora ya está lista la levadura seca.
¿Cómo se usa?

Se agarra un bollito y se pone a disolver en agua.
Una vez disuelto, se lo cuela y se usa el agua para preparar el pan.