martes, 25 de septiembre de 2012

Mermelada de frutillas


















Estamos en la temporada de frutillas, están hermosas, grandes, rojas y muy ricas, el precio el justo.
Esta mermelada ya la he hecho hace unos años atrás y siempre me piden que se las haga cuando llegamos a esta época.
Acá en casa nos gusta la mermelada o el dulce de frutillas con pedacitos, cuando la desparramas sobre el pan o la tostada se vean los pedacitos de frutilla, ni hablemos cuando meten la cuchara dentro del frasco y la comen.
Ja! ni hablemos cuando pongo en la heladera a que se maceren antes de prepararlo, al día siguiente queda la mitad.


INGREDIENTES

1 y 1/2 kilo de frutillas
700 g de azúcar
jugo de 1 limón colado














Colocar las frutillas en un bol, previamente lavadas y sin el cabito.
Dejarlas escurrir.














Agregar la mitad del azúcar pedido (350 g)
Dejarlas macerar por 24 horas en la heladera con el bol tapado.















Pasadas las 24 horas de maceración.
Coloqué 3/4 partes de las frutillas y el jugo en una cacerola.
Al otra 1/4 parte las reservo en la heladera con parte del jugo.















Le agrego los 350 g de azúcar restante con el jugo de limón colado.
Coloco la cacerola en el fuego suave y a cocinar.
Removiendo suavemente cada tanto y tratando de que no se rompan las frutillas.
Se va a notar que largan mucho más jugo.















Siempre hay que cocinar a fuego mínimo.















Pasada una hora y media más o menos.
Controlamos si alcanzo el punto mermelada.















¿Cómo se logra esto?
Sumerja la cuchara en la mermelada y le pasamos un dedo.
Si el caminito se queda marcado es porque alcanzó el punto mermelada.
Como se ve en la foto.



















Después de controlado el punto mermelada, le agregamos el resto de las frutillas con el jugo y el azúcar de la maceración que teníamos reservado.
Y dejamos cocinando hasta que están cocidas.


















Así quedó después de 45 minutos de cocción.


















Lo envaso en caliente, en frascos previamente esterilizados y con tapa hermética.
Para evitar que se rompan los frascos coloco una cuchara o un tenedor.
Los tapo.


















Y los pongo a pasteurizar los frascos en agua caliente por 20 minutos.
Después los saco de la cacerola y los coloco sobre una tabla boca abajo.