lunes, 24 de septiembre de 2012

Truco para la ensalada de zanahoria


En casa, siempre hago mucha ensalada, para acompañar los asados, el pollo al horno o las milanesas.
No a todos les gusta así que siempre la preparo separada.
Muchas veces la zanahoria rallada queda como seca y a muchas personas les resulta indigesta, así que les enseño este truco para que quede más rica y sea bien digerible.
Cuando nos sentamos en la mesa, cada uno se arma su propia ensalada.
A veces he llegado a tener 4 boles con diferentes verduras.


Yo he rallado dos zanahorias medianas.
Las lavé, le corté la punta y el cabo, y la pelo con el pelapapas, le saco lo feo si llega a tener, cosa que nunca sucede, ya que siempre elijo las zanahorias más sanas.
Estas fueron compradas en la mañana.
Me gusta usar el rallador fino.


Cuando terminé de rallarlas, espolvoreé apenas con azúcar.
Así queda mucho más jugosa y sabrosa y se tierniza.
La dejo que actúe unos 10 minutos antes de aderezarla.

La aderezo con aceite, aceto balsámico y la mezclo.
Y lista para llevar a la mesa.
No conviene dejarla de un día para el otro por el aderezo.
Igual nunca queda nada