viernes, 12 de octubre de 2012

Pancitos o bollitos de masa viena con semillas


















Estos pancitos o bollitos son ideales para prepararlos cuando tenemos invitados en casa.
Los van a disfrutar un montón, son deliciosos, y no van a dejar ni uno!!
Al tener manteca estos pancitos duran 2 a 3 días en buen estado.
Y si le damos una calentadita en el horno más ricos todavía!!!
Esta receta siempre me salva cuando tengo que preparar algun pan casero.
Y en casa suelen pedirmelo bastante.
Las semillas son decorativas, pero igual le aportan sabor a los pancitos.
No son rericos cuando comes algo crocantito?
También las podes espolvorear con semillas de girasol pelado, de lino o con un mix de semillas que te gusten.



INGREDIENTES:

agua 500 cc
maicena o almidón de maíz 30 g
manteca 100 g
levadura 60 g
leche 500 cc
harina 0000 o de fuerza 1 kilo
azúcar 100 g
sal fina 20 g



















Como yo hago la masa en la panificadora, la leche la coloco natural a temperatura ambiente.
Lo pongo dentro del recipiente de la panificadora.


















Peso la harina y la tamizo, le agrego la sal y el azúcar y mezclo los ingredientes secos, antes de colocarlos en el recipiente de la panificadora.

Se puede hacer en la procesadora y en la batidora convencional o hacerlo sin ningún de estos elementos electricos.



















En una ollita colocar el agua a hervir, cuando entra en ebullición le vuelco el almidón de maíz de golpe y mezclo hasta integrar bien.



















Así queda la preparación, a esto se le llama chuño, lo dejo reposar en la mesada hasta el momento de usarlo.



















Por último coloco la levadura en este caso usé marca Levex.
Hice la mitad de la receta así que le coloqué un poco más de medio sobre, ya que 1 sobre de esta levadura equivale a 50 g de levadura prensada fresca.
Y llevo el recipiente a la máquina de pan u horno de pan, y lo programo para pasta o sea la opción del Menú 12, Yo poseo la Moulinex.



















Cuando termina el ciclo, la masa queda así, ahora le agrego la manteca y pongo en funcionamiento la máquina en 13 o para masas levadas.



















Terminado el ciclo retiro la masa del recipiente y lo coloco sobre una tabla levemente enharinada y empiezo a hacer bollitos de 60 g.
Los dejo reposar unos minutos.





















Una vez hecha la masa y descansada, amaso con un poco de harina, para desgasificarla y la masa quede lisa y homógenea, la dejo descansar media hora y corto trozos de más o menos 50 g, yo los pesé con la balanza.
Armo los bollos, y los coloco sobre una placa ligeramente aceitada y los dejo leudar tapados con un paño o repasador limpio en un lugar cálido lejos de las corrientes de aire.
Cómo tenía cosas que hacer en la cocina lo guardé en el horno (apagado).
La foto muestra ya los bollitos leudados.



















Con un huevo ligeramente batido los pinceleo con el pincel de siliconas (puede ser también el de pintor) y espolvoreo en este caso con semillas de amapola o adormidera.



















A otros bollitos les espolvoreé con semillas de sésamo sin cáscara.



















Y a las últimas las espolvoreé con semillas de sésamo negro tostado.
Dejé algunas sin ningún tipo de semillas.
También puede reemplazar las semillas por otras como semillas de lino, de zapallo, de girasol, u otras, o con hierbas como perejil, orégano, ajo picado, tomillo, romero.



















Mientras decoradaba los bollitos de masa de viena, encendí el horno a 200°C y cuando alcanzó la temperatura deseado los llevé al horno por espacio de 15 a 20 minutos, hasta que estuvieron dorados.

En el momento que los panes se estan cocinando, preparo el chuño con agua y almidón de maíz.

Cuando los saqué del horno los pinté con el chuño y los saqué de la placa y los coloqué sobre una rejilla para que se enfríen a temperatura ambiente.