miércoles, 6 de febrero de 2013

Rabas - Anillas de calamar fritas


Creo que nadie se puede resistirse al verlos!!
Que ricos que son con jugo de limón!
Desde que aprendí a prepararlas siempre que vamos a comer pescado, se aparecen con una bolsita de anillas de calamar para que las prepare.
Estas anillas se hacen a partir del cuerpo del calamar, lo limpiamos, lo pelamos y lo cortamos en ruedas de 1 cm.
Cuando las voy fritando, y las voy colocando en papel absorbente empiezan a desaparecer.
Las comen apenas salidas del aceite.

INGREDIENTES:

Cuerpo de calamar o anillas de calamar a gusto
harina c/n
leche c/n
aceite de girasol c/n
sal a gusto
bicarbonato de sodio o de sosa 1 cucharadita de té


Acá compramos medio kilo de cuerpos de calamar, limpios y pelados.
Igual los enjuago muy bien, me aseguro de sacarle la espina o pluma que actua como columna, me fijo que no tenga nada dentro y lo pongo a escurrir bien.
Corto en anillos de 1 cm o menos.



Y los coloco en un bol junto con la leche y el bicarbonato de sodio o de sosa y lo dejo reposar en la heladera por espacio de 2 horas como mínimo.
Después del tiempo de descanso, los pongo a escurrir bien, bien, tienen que estar casi secos cuando pasamos al siguiente paso.
Este método hace que las anillas al fritarlas con exploten y salpiquen aceite por todos lados y también para tiernizarlas.

Este es el paso crucial.
Ponemos a calentar una cacerola con mucho aceite.
Este aceite después de haber cocinado las rabas hay que tirarlo.
Y en un bol ponemos un poco de harina común y un poco de sal.
Cuando vemos que el aceite alcanzó la temperatura deseada, vamos poniendo las anillas en la harina y las rebozamos y sacudimos para sacar el excedente de harina y las echamos en el aceite caliente.
Cuando vemos que flotan en el aceite, las damos vuelta y las sacamos cuando las vemos doradas, más de 3 minutos no llevan hacerlo.
Lo que no hay que hacer es dejar las anillas crudas con la harina, porque se humedece la harina y la textura no es la misma.


Una vez que están doradas, las sacamos y las escurrimos sobre papel absorbente o de cocina.
Para sacar el exceso de aceite.

Y salen crocantes, solo tenemos que echarle jugo de limón y listo para comerlas.


Cualquier duda que tengan, no duden en consultarme, a la brevedad les responderé.

GRACIAS POR VISITARME

ile