miércoles, 21 de mayo de 2014

Berenjenas grilladas en escabeche


Siempre las hice de otra forma, hirviendo las berenjenas en agua y vinagre.
Decidí hacerlas de esta forma, a ver si resultan más sabrosas y mantienen su forma. 
El resultado es óptimo, a todos les gustó y eso que no las dejé reposar para que se embebieran en el aceite, vinagre y especias.

Podes cortarlas de esta manera o a lo largo, preferí hacerlas así.
Las corto en rebanadas de 1/2 cm de ancho. 

En una sartén o en una plancha pongo una capa muy fina de aceite, cuando está caliente, acomodo las rodajas de berenjenas y las dejo cocinar, que se doren de ambas caras.

Después de que están doradas de ambas caras, las pongo a escurrir sobre papel absorbente. 
Sigo cocinando el resto de las berenjenas. 

Las dejo enfriar. 

En un recipiente con tapa hermética, coloco una taza de aceite neutro, 1/3 taza de vinagre de vino. 
Podes usar de alcohol o de manzana. 

Agrego una cucharada de orégano seco.

Agrego una cucharadita de pimienta negra en grano. 

Pico 2 o 3 dientes de ajo, eso es a gusto de cada uno. 
Y se lo agrego.

Mezclo bien. 

Voy acomodando bien las rodajas de berenjenas, tratando de que queden sumergidas en el aceite, vinagre y especias. 

Yo hice dos berenjenas para probar.
Si es necesario agregarle más aceite, se le agrega en la misma proporción arriba indicado.
3 partes de aceite y una de vinagre.

Lo tapamos al recipiente, y damos vueltas varias veces para que las berenjenas se empapen bien en el aceite y vinagre. 
Dejar reposar como mínimo 1 día en la heladera antes de consumirlo. 
Siempre lo tenes que tener en la heladera, cuidando que las berenjenas queden cubiertas en aceite. 
Te dura mucho tiempo de esta forma.

ile