miércoles, 8 de octubre de 2014

Brandade















Esta receta la he comido cuando chica.
Pero me la servia e coquilles.
También se la ví hacer a Christophe en su programa Chez Christophe y me decía que la tenía que hacer.
Bueno, se dió la oportunidad ayer a la noche, ya que mi marido no podía masticar por que le sacaron una muela.
La receta la saqué de 3 lados, uno del programa de Christophe, del libro gordo de mi mamá y de un libro que tengo en inglés de cocina francesa (del tiempo de ñaupa).

INGREDIENTES:

500 g de filetes de merluza
3 papas
aceite de oliva (usé manteca, 50 g)
3 dientes de ajo
leche cantidad necesaria ( usé crema de leche 125 cm3)
perejil picado 3 cucharadas
sal y pimienta a gusto














Lavé, pelé, corté las papas más o menos del tamaño de las chicas, las coloqué en una cacerola con agua fría y sal gruesa y la puse a calentar.
Cuando el agua rompió el hervor, bajé el fuego a mínimo y la dejé cocinando sin que haga burbujeo.
De esta manera la papa no se deshace ni se rompen.
Si es necesario se agrega un poco más de agua.














En una fuente coloqué la merluza, la salé y le coloqué jugo de limón y lo dejé reposando un rato.
Después las enguajé con agua fría y las sequé.













Ubiqué la merluza sobre una fuente metálica, con agua fría, y la puse a fuego fuerte, hasta que rompió el hervor y apagar ( a este proceso se le llama pocheado).
Lo retiré de la fuente y lo puse a escurrir.













En una sartén, coloqué la manteca, y cuando esta se derritió añadí el ajo picado, cuando éste perfumó, agregué los filetes de merluza pocheados y empecé a mezclar.













Se terminó desgranando el pescado ( se suele hacer que el pescado se deshace totalmente como un puré, pero yo quería ver pedacitos de pescado en mi plato)
Agregué la crema de leche y seguí mezclando.











Después de cocidas las papas, las colé y las pisé con el pisapuré y lo agregué a la preparación ( utilicé la mitad de la cacerola, por que la otra mitad fue para acompañar)
y añadí también el perejil picado.











Lo mezclé bien.
Apagué el fuego.












En una fuente, coloqué el preparado.
También se puede colocar en bols individuales o cazuelas.
Lo alisé bien, le coloqué unas fetas de manteca, queso rallado y pan rallado.
Al horno para gratinarse.












Cuando la superficie estuvo dorada lo saqué del horno.
El acompañamiento fue con una ensalada y con un puré a la cebolla de verdeo (puré como lo prepara siempre, y mezclado con una cebolla de verdeo picada)-

Este es un plato típico francés.