lunes, 24 de noviembre de 2014

Carpaccio de champiñons



Todos creen que los champiñones, portobellos u otros hongos se deben cocinar o saltearlos, pero crudos es lo más rico que hay.
Cuando era chica no se conseguía tan fácil como ahora, y mi mamá compraba y yo me los comía así solos, sin ningún acompañamiento.
Este plato les encantó a todos los que les gusta los hongos.

INGREDIENTES

champiñones o portobellos c/n
sal
pimienta
aceite
vinagre de vino o aceto balsámico
hojas de perejil
tomates cherry

















A los champiñones los elegí bien cerraditos, sin marcas, y de tamaño parejo, a mi me gustan grandecitos, Los limpié con un repasador o un paño limpio para sacarle toda la tierra que tienen y les corto la punta de los tronquitos que siempre tienen un color marroncito.
Los corto en rodajas finas y las acomodo en un plato.

















Los salo a gusto y los dejo reposar así por unos minutos.
En un bol coloco 3 partes de aceite por una de vinagre o aceto balsámico, yo en este caso usé aceto balsámico rosado, le agrego pimienta negra recién molida a gusto y mezclo los ingredientes.
Vuelco el aderezo sobre los champiñones y trato de que se empapen bien, los mezclé y después volví a acomodar los champiñones en el plato hondo.
En vez de utilizar vinagre o aceto puede reemplazarlo por jugo de limón recién exprimido y colado.
El aceite puede ser de cualquier tipo, lo ideal sería con aceite de oliva extra virgen, yo utilicé un aciete de maíz.

















Decoré con hojas de perejil, este perejil es de mi casa, eran muy chicas y muy tiernas como para picarlas, así que decidí dejarlas enteras, previamente bien lavadas y escurridas.
Y por último corté unos tomates cherry en cuartos y los distribuí encima.
Listo para llevar a la mesa.
Este plato lo puede preparar con antelación.