miércoles, 19 de noviembre de 2014

Cordero con pimenton y especias



Este cordero marinado lo hice el domingo a la noche.
Me gusto la receta, la saque de la página de Jamie Olivier, el hizo con esta marinada una brochetes de cordero con morrones o pimientos rojos y cebollas cocinadas al grill.

INGREDIENTES

1 porción de pata de cordero
1 cucharada de paprika
2 clavos de olor
1/2 cucharadita de semillas de comino
2 cucharaditas de semillas de coriandro o culantro
sal y pimienta
aceite cantidad necesaria




















Este es el pedazo de cordero que usé. Lo enjuagué bien y lo sequé.



















Aca presento los ingredientes, en el mortero está el pimentó que usé y pueden ver el frasquito con la marca del pimenton, utilicé el agridulce.
En el platito ven desde arriba para abajo, los clavos de olor, las semillas de coriandro y las semillas de comino.
El aceite, la sal y la pimienta en grano que esta en el molinillo verde (que es a pilas y se puede graduar el molido de la pimienta).



















Coloqué en el mortero las especias y semillas., añadí la sal y la pmienta recién molida y empiezo a machacar, cuesta bastante terminar de romper las semillas de coriandro.



















Fui agregando el aceite a la mezcla de especias hasta obtener una pasta chirle o más liviana.



















Unto con ayuda de un pincel de siliconas todo el cordero, por todos los rincones, también marine una media pechuga que tenia en la heladera.
Y la dejé reposar por espacio de una hora, cuanto más tiempo está marinandose, mejor, ya que tomará más sabor.

esta receta pertenece al blog http://lacocinadeile-nuestrasrecetas.blogspot.com

Pasado el tiempo de marinado, la coloqué en una placa con un poco de aceite y coloqué la pieza de cordero marinada y la llevo al horno precalentado a 230° por espacio de 45 minutos aproximadamente, hasta que vi la carne cocida.
Antes de colocarla en el horno la salé con sal entrefina y en el fondo de la bandeja le coloqué un pocillo de agua.



















Así quedó cuando la saqué del horno.



















Y acá está presentado en el plato para cortarlo.

Lo acompañé con un revuelto de espinacas frescas, champiñones y espárragos verdes rehogados en manteca.
El perfume que larga en la cocción es impresionante, y resultó ser delicioso.