martes, 18 de noviembre de 2014

Pizza de espinaca a la italiana



Ayer vo en la verdulería unas espinacas espectaculares, divinas de hojas perfectas y bien tiernas, compré un paquete.
Habíamos programado hacer pizza a la noche.
La masa la hizo Juan que quería aprendera a hacerla, así que ayer aprendió a hacerla.
La receta de esta masa la encontras clickeando acá

INGREDIENTES:

masa de pizza de molde 1/2 fórmula
salsa blanca 400 cc
sal
pimienta
aceite
3 dientes de ajo
espinaca 1 atado (más o menos 1/2 kilo)
aceite
queso muzzarella cantidad necesaria o a gusto
queso rallado a gusto




















Lavo muy bien las espinacas y le saco los tallos, sólo le dejo las hojas.
Las dejo en remojo en abundante agua con un poco de vinagre de cualquier tipo (es por los insectos que haya pegados en las hojas), los enjuago muy bien y después los escurro, sacándole toda el agua con ayuda del centrifugador de verduras.
Los dejo reservados hasta el momento de usarlos.



















En una wok o sartén grande pongo un poco de aceite y los dientes de ajo, cuando éstos empiezan a desprender su aroma....


















Añado las hojas de espinaca y empiezo a mezclar bien.
Esto se hace en un minuto.
Acá lo salpimento a gusto.



















Cuando se redujo el tamaño y tomaron un color bien fuerte de verde, lo saco del fuego y lo dejo enfriar.
Si lo desea así se puede acompañar una carne o un pollo, como guarnición, sólo tiene que agregarle un poco de ají molido antes de servir (tambien puede ser chile picado, o peperoncino).
Por eso se llama ESPINACAS A LA ITALIANA.



















Preparo una salsa blanca liviana, no tiene que estar espesa, ni líquida.



















Mi marido se encargó de estirar los bollos de pizzas y precocinarlos, por eso esta tiene salsa de tomate,
puede hacer con la salsa de tomate o sin ella.
Cubro toda la superficie de la prepizza con el queso muzzarella cortada en láminas.



















Arriba coloco la espinaca a la italiana, distribuyéndola bien por toda la superficie (para mi gusto hubiera colocado más espinacas, pero alcazó así).



















La cubro con la salsa blanca, y espolvoreo toda la superficie con queso recién rallado.



















Y la meto en el horno precalentado a 230ºC por espacio de más o menos 10 minutos.
Cómo la superficie de abajo de la pizza estaba bien blanca, esperé hasta que esta se doró y la salsa blanca con el queso empezó a burbujear.
La saco del horno y a la mesa!!!!!!!!!
No quedó nada!!!!
Estaba deliciosa!!!!!!!!