jueves, 20 de noviembre de 2014

Pollo al horno con jengibre y ajo



La cena de anoche, los 3 comensales comimos lo mismo, asì que a sacarle el cuerito al pollo!!!

INGREDIENTES:

1 pollo trozado
1/2 taza de jugo de limón (1 limón)
3 cucharadas de jengibre rallado
3 cucharadas de mostaza
6 dientes de ajo
sal y pimienta a gusto.
















En un bol coloco el ajo bien picado.
















Le agrego el jugo de limón colado.
















Rallo el jengibre con un rallador fino, antes lo pelé con una cuchara, así se pela fácil el jengibre, le saco las partes negritas, generalmente es donde está el brote.




















Y lo agrego a la preparación anterior, lo mezclo bien.
Le pongo un poco de sal fina y le añado pimienta negra triturada y la mostaza.
















Al pollo lo trozo en 4 porciones, y como anoche eramos 3 solos para comer puse solamente 3 presas, con la ayuda de una cuchara mojo o empapo bien las presas de pollo por la parte de abajo y despuès la salo con sal entrefina, los doy vuelta y baño la parte superior, salo con sal entrefina y dejo que se marine por espacio de 1 hora o màs horas.















Precaliento el horno a 210ºC y antes de poner el pollo el horno coloco en el fondo 1/2 taza de agua natural.
Lo retiro a los 45 minutos, veo que el pollo esté cocido.
Antes de servir, le pongo a la fuente un vaso de agua hirviendo para que desglace el fondito que quedo para poder salsear el pollo en el momento de servirlo.
La guarnición fueron chauchas japonesas o rozillas o judías verdes aderezadas con aceite y aceto balsámico, mi marido lo acompañó con 2 zanahorias y unas rodajas de calabazas cocinadas al vapor con sal y un diente de ajo dentro del agua, deespués él la condimentó con una cucharada de aceite de maíz.

Tip: hay que triturar la pimienta en grano, es más aromática y da más sabor a la comida, ¿cómo se hace para triturar? Coloca los granos de pimienta dentro de un paño o papel, lo cierra y le da con el palo de amasar, tambièn puede pasar el palo de amasar haciéndolo rodar.
O triturarlo en el mortero.