jueves, 4 de diciembre de 2014

Chutney de damascos o albaricoques

Mi cuñado me pidió que le hiciera un chutney y me acordé que mi mamá hacía uno de damascos frescos cuando yo era chica.
Acá en aquella época no se conseguía, así que había que hacerlo de forma casera si uno quería comer un curry.
El que está de moda ahora es hacerlo de mango, de tomate.
El de damascos se hace porque es muy parecido al de tamarindo, es un poco menos ácido que el tamarindo, y es delicioso.
Justo cuando lo terminé de hacer y esperaba que se enfriara un poco,mi cuñado lo atacó caliente con la cuchara y le encantó, me dijo que estaba delicioso.
Tuve que apurarme para envasarlo antes de que se lo comiera todo!!!

INGREDIENTES:

250 g de damascos o albaricoques secos (orejones)
100 g de pasas de uvas rubias sin semillas
4 cucharadas de azúcar
1 cucaradita de té de jengibre en polvo
sal 1 pizca
1/2 taza de vinagre de alcohol
cebolla 1
2 dientes de ajo
canela 1/2 cucharadita de café
2 hojas de laurel
pimienta en grano 1 cucharadita
1 cucharadita de té de coriandro o cilantro en semillas
1/2 cucharadita de café de comino en polvo
1 pizca de de curry

Lo primero que hago es es poner en remojo por una hora los damascos o albaricoques y las pasas en agua tibia.
Después los escurro.

Pico la cebolla y los dientes de ajo y los coloco en una cacerola.

Agrego las pasas de uva.

Pico los damascos o albaricoques escurridos y los agrego a la cacerola.

Agrego las especias, la sal, la pimienta en grano, el coriandro, la canela en polvo, el jengibre en polvo, las hojas de laurel, y el comino en polvo.

Espolvoreo con azúcar.

Añado el agua y el vinagre.

Y lo pongo a cocinar a fuego fuerte hasta que rompe el hervor, después bajo la llama y dejo que se cocine despacio a fuego bajo o mínimo.

Cuando veo que todo esta la fruta y la cebolla tierna, lo mixeo o lo paso por la minipimer y lo vuelvo a poner en el fuego.
Antes saco las hojas de laurel y las desecho.

Y dejo cocinar hasta que llegue a los 105-108°C con el termómetro.

Si no tiene termómetro, a la hora de estar cocinando, mojo la espátula o una cuchara de metal y por el revés le paso el dedo, si no se juntan es que ya está el chutney.
Exactamente llevó una hora de cocción.

Y yo estrené mi chiche nuevo, el termómetro para dulces o mermeladas.
No muestra el momento exacto en que alcanzó los 105°C, pero acá estoy controlando que tenga el chutney 80°C para poder envasarlo.
Lo encasé en un frasco de casi 600 cc previamente esterilizado.
Lo llené y después de cerrarlo, lo puse boca abajo hasta que se enfrió.
Hay que dejarlo estacionar 10 días antes de consumirlo.
Es ideal para acompañar currys, carne de cerdo, pollos, cordero, y arroces.