viernes, 5 de diciembre de 2014

Queso casero a partir de yogur


Tengo acumuladas montones de recetas de queso para hacer de forma casera en casa, Esta me llamó mucho la atención, ya que con elsuero se puede preparar otro queso, así que decidí experimentar y ver que es lo que salía.
Tuve que esperar una semana para poder probarlo, y realmente me sorprendió al probarlo, ya que tiene la textura de un queso feta y la acidez del mismo, y a mi me encanta el queso feta.
Y bien contenta de haber hecho este quesito y que haya sido bien rico!!!
Perdón por la cantidad de fotos, pero quiero mostrar todo en detalle y no omitir nada.

INGREDIENTES:

1 litro de yogur natural apto para cocinar
sal a gusto

En Buenos Aires el yogur natural viene en potes de 190 cc es apto para cocinar, no tiene azúcar y es bajo en sodio (sal).
Vuelco los potes en una cacerolita.
Hice la mitad de la receta.

Lo mezclo y lo llevo a la hornalla a llama fuerte hasta que rompe el hervor.

A medida que se va calentando vemos que se van formando unos grumos más grandes.

Cuando empieza a romper el hervor, notamos que se va separando, como que se va cortando.
Ahora bajo la llama al mínimo.

Acá ya empezamos a notar como se van separando.

Apago la hornalla y dejo reposar unos unos minutos.
Acá se nota bien como se ha separado.

Preparo un tamiz o un colador de malla fina, lo coloco sobre un bol.

Y lo cubro con un paño limpio.

Y me preparo para colarlo.
Todavía está caliente la preparación.

Lo cuelo, lo dejo un rato así hasta que noto que no cae nada de suero.

Este es el suero, que voy a guardarlo por dos días, para hacer el otro queso.

Preparo el molde donde voy a armar el queso, es un aro de un prensa hamburguesa, lo coloco sobre un pedazo de papel aluminio.

Antes de sacarlo del colador lo exprimo un poco más.
Y lo coloco dentro del molde y empiezo a comprimirlo hasta que cubra toda la superficie y tenga una altura pareja.

Y así quedó armado el quesito.

Quise darle un toque especial, lo espolvoree con sal ahumada, tiene olor a leña, delicioso, se usa solo una pizca.
Es optativo.

Lo cubro con papel aluminio y le pongo un peso encima.
Como no encontraba el disco de plástico del prensa hamburguesas le puse un bol al que lo llené con porotos.
Después lo encontré al disco y se lo coloqué encima del papel aluminio y encima le puse una lata de atún, que calzaba justo.

Lo llevé a la heladera por 24 horas con el peso encima.
Se va a notar que sigue saliendo suero por abajo.
Una vez pasadas las 24 horas lo desmoldo con cuidado.

Lo envuelvo en papel manteca y lo llevo de nuevo a la heladera para que se estacione por una semana.
Lo llevo a la heladera, porque mi cocina por momentos es muy fría pero cuando empiezo a cocinar o enciendo la cocina está empieza a caldear el ambiente.
Y preciso para el queso que la temperatura sea uniforme.

Todos los días lo doy vuelta al queso, una vez a la mañana y otra a la tardecita.

Pasada la semana, lo saco del papel y está listo para degustar.
La presentación de mi queso.
Lo pesé, 100 g. y eso que utilicé 570 cc de yogur natural.


Acá está cuando cortamos el primero trozo sin problemas, no se ha desgranado para nada.
Bien compacto y delicioso.