lunes, 23 de enero de 2012

IRISH STOUT STEW - Estofado irlandes con cerveza

















El plato tradicional de los irlandeses
El posafuente lo traje de Irlanda, los ingredientes los saqué de allí y la forma de prepararlo.
El armado lo hice como mi mama me lo hizo la última vez que estuve con ella.
Hice esta receta para variar un poco ya que no lleva puré de tomate.
Salió rico, y tierno, un aroma impresionante, que me hizo acordar a aquel almuerzo.
Yo hice el doble de la receta, por que eramos 6 para cenar en casa.

INGREDIENTES:

675 de carne de novillo (utilicé una paleta, pero se puede usar cualquier carne que vaya para el horno, también se puede hacer con cordero)
2 cebollas medianas
250 y un poquito más de zanahorias
40 g de harina común
sal y pimienta a gusto
3 cucharadas de aceite ( un poquito más me llevó)
1/2 cucharadita de albahaca picada fresca
140 ml de Cerveza negra (Guiness, usé la de Quilmes Stout)
1 cucharadita de miel
140 ml de caldo de verduras

















Acá les presento el posafuente con la receta y la cerveza que usé.
Lo que sobró lo guarde en el freezer después de desgasificarlo en una botella más pequeña.
















Piqué las cebollas y la puse a cocinar con un poco de aceite, hasta que cambiaron de color y se tiernizaron.
Lo ubiqué en una fuente para horno cubriendo todo el piso de la fuente.
















Las zanahorias fueron peladas y enguajadas y cortadas en tiras finas, y las reservé en un plato.
















La carne la corté en cubos, y las pasé por harina con sal y pimienta, y los reservé hasta el momento de cocinarlos.
















En una sartén profunda con un poco de aceite puse a dorar la carne hasta que cambié de color, y lo puse sobre papel absorbente.
















Después de cocinada la carne, la ubiqué sobre el colchón de cebollas rehogadas formando una sola capa.
















Cubrí la carne con las zanahorias en tiras.

















En la sartén donde doré la carne, le agregué un poco de harina y la deje que se cocine un poco, después le agregué la cerveza negra y la albahaca picada, revolviendo constantemente hasta que rompió el hervor.
















Por último le agregué, el caldo , la miel, sal y pimienta.
Apagué el fuego cuando volvió a romper el hervor.
















Volqué la preparación en la fuente.
Lo cociné en horno precalentado a 160ºc durante 1 hora y media ( a mí me llevó un tiempo más ya que hice el doble de la receta.

















Así quedó cuando la saqué del horno. La cocina inundada de una aroma delicioso.
Lo acompañé con papas hervidas, pero se puede acompañar con puré de papas, arroz blanco.