sábado, 22 de septiembre de 2012

Flan de brocoli o brecol


Creo que esta es una manera diferente de preparar brócolis o brécol para una cena.
Son ricos calientes pero también se pueden comer a temperatura ambiente.
Son muy nutritivos y a los chicos les gusta mucho.
La receta la saqué de una página francesa y dice que su origen es francés.

INGREDIENTES:

1 atado de bróccoli
3 huevos
350 cm3 de leche
sal
pimienta a gusto
1 pizca de nuez moscada rallada
aceite de girasol o neutro para enaceitar los moldes.



















Corto los tallos a los brócoli y los corto en ramitos pequeños, los lavo bien y los dejo unos minutos en remojo con agua y gotas de vinagre (cualquier vinagre), para asegurarme que no se haya pegado ni un bicho o insecto.
Después enjuago bien y lo dejo escurrir.
Esta vuelta los cocino al vapor.
En el recipiente de abajo de la cacerola coloco agua con sal gruesa, coloco la vaporiera arriba (esta mide 20 cm de diámetro) y la tapo y la dejo que se cocine a fuego normal hasta que estén a punto.
No tienen que pasarse.
El tronquito todavía tiene que estar crujiente.



















Los retiro de la cacerola y dejo que se enfríen.



















En un bol, coloco los 3 huevos (estos son grandes) junto con la sal, la pimienta y la nuez moscada a gusto.



















Y los mezclo bien, sin batir.



















Acá agrego la leche y mezclo bien.
Otra opción es reemplazar la leche por crema de leche o nata o mitad y mitad.



















Y coloco los brócoli, en mi caso, yo a los brócoli los corté en ramitos más chiquitos.
Tambien puede procesar los brócoli si lo desea.
Pero a mi me gusta sentir cuando muerdo los pedacitos de bróccoli.



















Usé dos placas distintas de moldes para armar los flancitos, primeramente los enaceité y los fui llenando los moldes hasta el tope.
Los coloqué en una bandeja profunda la cual llené con agua, para hacer el baño María.
Los llevé al horno precalentado por espacio de 40 minutos.
El horno estaba a 200ºC.



















Pasado los 40 minutos los retiro del fuego y quedaron así.
Los desmoldo.
Mi idea era al desmoldarlo, espolvorearlos con queso rallado y terminar de gratinarlos.
Pero tengo una hija que no le gusta el queso rallado, no puede ni verlo, y la cena ya estaba lista.



















Salieron del molde limpitos!!!
Los que estaban en el molde de siliconas tuve que esperar unos minutos para poder desmoldarlos, por que no se desmoldaban.