lunes, 28 de mayo de 2012

Lingote de chocolate


Esta receta es de Osvaldo Gross, la dio en el Canal El gourmet en su programa Método Gross.
Me disculpo por la cantidad de fotos que tiene esta receta, pero es por que realmente me pongo muy nerviosa cuando hago una torta ya que es mi punto flaco en esa materia.
Este postre me llamo mucho la atención por los ingredientes y el color que toma al final este postre.
Me siento recontenta por que la masa me salió divina (modestia aparte)

INGREDIENTES:

MASA:

bicarbonato de sodio o de sosa 1 cucharadita
manteca o mantequilla 80 g
remolacha rallada 50 g
azúcar 250 g
harina 0000 o de repostería 200 g
huevos 6
agua 50 g
crema o nata de leche 50 g
cacao amargo 50 g

RELLENO:

manteca 50 g
leche condensada 300 cc
licor 50 cc(usé ron marca Bacardi Oro)
cobertura de chocolate 500 g



















En un bol pongo los huevos y el azúcar (la común), a baño María y bato hasta que el azúcar se disuelve bien, lo saco del fuego y sigo batiendo hasta que la preparación tomen consistencia firme (y queda bien firme).



















Lavo bien la remolacha y la pelo con ayuda de un pelapapas, después lo rallo con un rallador fino y lo reservo hasta el momento que preciso usarlo.


















Acá se ve en el momento que lo retiré del baño María y ven como voy batiendo.



















En otro bol, coloco el agua, la crema de leche (los 50 g de crema es 60 cc) y la manteca a temperatura ambiente.
Lo coloco en el microondas por 30 segundos en máximo.



















Lo retiro del microondas y espero un minuto y mezclo bien.
Pasado ese minuto de reposo verá que la manteca se terminó de derretir.



















Agrego el cacao tamizado en el bol de la crema con el agua y la manteca y lo mezclo bien.



















Así queda la preparación. Lo reservo hasta el momento de usarlo.



















Después que la mezcla de huevos y azúcar esté bien espesa y firme coloco la remolacha rallada y lo mezclo bien hasta el momento de integrar bien los ingredientes.
Va a ver que la preparación toma un color rosado fuerte.



















Cuando este todo bien integrado, agrego la mezcla de cacao con la crema, el agua y la manteca.
Mezclo los ingredientes con movimientos envolventes.



















Esto lleva su tiempo, solo hay que armarse de paciencia y ver que todos los ingredientes estén bien integrados.
Parece que el color es claro pero pasado los minutos verá que se va oscureciendo la mezcla.



















Por último, agrego la harina junto con el bicarbonato tamizado dos veces.
Mezclo nuevamente con movimientos envolventes hasta terminar de integrar todos los ingredientes.



















En una placa rectangular de 30 x 40 cm, la cubro con papel manteca y la enmanteco bien.
Coloco la masa de la torta y la nivelo con una espátula.
La coloco en el horno precalentado a 180ºC por espacio de 15 minutos (a mi me llevó 20 minutos).
Una vez cocinado lo retiro del horno y lo dejo enfriar.
Es conveniente hacer la masa un día antes.



















RELLENO Y COBERTURA:

En un bol a baño María, coloco el chocolate a derretirse.



















Una vez que el chocolate se ha derretido agrego la manteca a temperatura ambiente y lo mezclo bien.























Añado la leche condensada y mezclo bien.



















Por último echo el ron, mezclo y retiro del fuego.



















Mezclo bien todos los ingredientes hasta que la pasta quede lisa, suave y homógenea.
La reservo a temperatura ambiente hasta el momento de utilizarlo


















Forro un molde de terrina con papel aluminio.




















Acá se puede ver como quedó la masa después de su cocción.
Lo doy vuelta y le saco el papel manteca.
A partir de ahora trabajo con la parte de abajo hacia arriba.
















Las medidas que dió Gross era una terrina de 30 cm de largo, yo utilicé una de 26 cm.
Corto los bordes de la masa.
Mido y corto tres rectángulos del tamaño de la terrina.













En esta foto se puede apreciar la miga o como quedó la masa después de cocina, bien tierna y aireada.


















Unto dos rectángulos de masa con una capa generosa del relleno ya a temperatura ambiente.
















Coloco un rectángulo con el relleno para arriba dentro de la budinera o terrina.



















Coloco el segundo también con el relleno para arriba y por último, le pongo una como tapa.
Presiono suavemente y lo llevo a la heladera por espacio de 2 horas.



















Pasado el tiempo de heladera, lo desmolde con cuidado, y cubro con la pasta del relleno por todos lados y aliso con la ayuda de una espátula.


















La capa es bastante gruesa.
Después lo decoro con praliné de almendras picado o con unas medias nueces como en la foto de presentación del plato.

Como me sobró masa mañana lo haré con otro relleno, para probar que tal queda.



















Acá está la foto con la porción cortada!!