martes, 25 de noviembre de 2014

Ravioles de pavita



Cuando fue el cumpleaños de mi hija, la más chica, ella pidió ravioles de pavita de una casa de pastas, resulta que cuando los vamos a comer eran realmente un asco, estaban horribles y salieron carísimos.

Cuando hice la pavita para la Nochebuena, le saqué todos los restos de la carne de los huesos y los guardé en el freezer, decidida a hacer mis ravioles de pavita y a mi gusto, mejor dicho a nuestro gusto.

INGREDIENTES para 2 personas

1 taza de carne de pavita
2 cucharadas de queso crema
sal y pimienta a gusto
1/2 cebolla
1/2 morrón mediano

PARA LA MASA

1 huevo
2 cucharadas de agua
1/2 cucharadita de sal fina
150-200 g de harina 0000
2 cucharadas de semolín o semolina
1 cucharada de aceite de maíz o de girasol
cantidad extra de harina 0000

















Lo primero que hago antes que nada es pelar la cebolla y lavar bien el morrón o pimiento rojo.
Lo corto en rodajas bien finitas y las pongo en una sartén con un poco de aceite y espero que se tiernicen y transparente a fuego moderado.
Cuando está ya cocinada la verdura, la dejo enfriar.
















Había sacado del freezer unas horas antes los restos de pavita y lo mezclo con el queso crema y lo salpimento.
Si lo desea puede reemplazarlo con ricota y en vez de pavita puede utilizar pollo.
















En un bol, coloco el huevo, con el aceite y la sal disuelta en las dos cucharadas de agua.
mezclo un poco como para desligar el huevo.
















Le añado el semolín o semolina y lo mezclo.
Si no tiene semolín puede omitirlo, no es necesario que se lo ponga.

















Ahora voy agregando de a poco la harina y voy mezclando hasta formar un bollo tierno, liso y elástico y lo dejo reposar por espacio de una hora en el bol tapado con un paño o tapado con un foil o folex.

















Cuando la verdura se enfrió, pongo la carne de pavita con el queso crema y la verdura rehogada, y la proceso hasta obtener un picadillo o una pasta.

















Así queda el relleno de los ravioles.

















Pasada la hora de descanso retiro del bol la masa.
Armo la máquina de pastas y empiezo a estirar la masa hasta obtener el grosor deseado.

















Y dejo reposar unos minutos la masa, mientras busco la raviolera y acomodo todo para poder haciendo la pasta.

















A la raviolera la enharino antes de colocar la masa, tratado de que no quede estirada sino que se vaya acomodando en cada cuadradito, como ve en la foto se hunde.

















Con ayuda de la espátula, cubro con una capa con el relleno toda la superficie.

















Cubro con la otra masa y paso el palo de amasar para marcar los ravioles.
Doy vuelta sobre una superficie enharinada y los demoldo.
Y voy separando los ravioles cortados, o si no lograron cortarse, los corto con una ruleta de pastas.

















Los ubico sobre una tabla enharinada hasta el momento de cocinarlos.

Para cocinarlos, pongo a hervir agua en una cacerola con 10 g de sal gruesa por litro de agua.
Es conveniente que sea abundante agua, en este caso, usé la cacerola de 3 litros, ya que los ravioles eran para dos personas.
Cuando los echa al agua hirviendo se van al fondo y después empiezan a flotar, cuando rompe el hervor el agua, los dejo 1 minuto y los retiro.

Con que puede acompañarlos? con manteca, con crema, con un fileto, con la salsa que mas le guste, si visitan la sección de salsas tiene recetas para acompañar estos deliciosos ravioles.

Cómo salieron? deliciosos, se le notaba el gusto de la pavita!!! a mi marido le encantó.